El Movimiento Justicia y Reconciliación, la justicia y la promoción del terror

El Movimiento Justicia y Reconciliación, la justicia y la promoción del terror

Marco Fonseca

En un video que está circulando en las redes sociales de Guatemala, el llamado «Movimiento Justicia y Reconciliación», grupo afín a la Fundación contra el Terrorismo o Fundaterror y la AVEMILGUA, está haciendo un llamado explícito al odio, la violencia, la eliminación de activistas e incluso diputados/as y a lo que llaman un posible «reinicio de la guerra». Y hacen acompañar el video de la famosa y muy ominosa composición llamada Carmina Burana de Carl Orff, pieza que se volvió famosa precisamente en la Alemania nazista de los 1930s y que, después de algunas dudas iniciales por parte del régimen nazi, se convirtió en pieza favorita del fascismo alemán. También, por cierto, es la pieza que acompaña la batalla final en la película El Señor de los Anillos: Las dos torres.

De acuerdo a Internet, el Movimiento Justicia y Reconciliación se auto describe del siguiente modo:

El Movimiento Justicia y Reconciliación nace a la vida, el 19 de Enero 2016 y se integra por organizaciones afines a la familia militar [como la Fundaterror, AVEMILGUA, etc.] como respuesta a la persecución penal contra personal militar, después de dos décadas de firmada la paz avalada por la Organización de Naciones Unidas, entre el Estado de Guatemala y la Unidad revolucionaria Nacional Guatemalteca. Es un movimiento apolítico, no partidista, apegado al Estado de Derecho y a las leyes vigentes, sin nexos de ideología extra fronteras y que como su nombre lo indica busca reconciliar al pueblo de Guatemala en aras de la Paz por la que se luchó, teniendo como objetivos apoyar a la libertad para nuestros héroes que guardan prisión y cesar la persecución penal que se tiene contra militares.

El Movimiento Justicia y Reconciliación, la Fundaterror y la AVEMILGUA están utilizando «listas» con nombres de mucha gente, y de muchas orientaciones ideológicas y políticas, aunque todas son perfectamente legítimas y tienen todo el derecho constitucional de organización, opinión y participación política (como el Movimiento Justicia y Reconciliación mismo) desde el fin de la dictadura militar y, sobre todo, después de la firma de la paz.

Muchas de las expresiones del viejo movimiento revolucionario, a las que tanto terror les tienen estas «organizaciones afines a la familia militar», hace años que se convirtieron en sectores de la sociedad civil buena (derechos humanos, de mujeres e indígenas, desarrollo sostenible, medio ambiente, justicia, etc.) o del reformismo socialdemócrata extremocentrista (como algunos partidos políticos de izquierda con presencia en el Congreso de hoy u otros en formación). Pero el Movimiento Justicia y Reconciliación, exactamente como lo hace la Fundaterror y la AVEMILGUA, transforma a todas estas expresiones de la buena sociedad civil y otras de la sociedad política (UNE, Semilla, etc.) en un barato y grotesco espantapájaros – y que si no fuera por grotesco sería divertido – que revisten de lo que creen ser «comunismo» y «marxismo leninismo» disfrazado. Para estas «organizaciones afines a la familia militar» todos los gatos son rojos!

El Movimiento Justicia y Reconciliación así como la Fundaterror y la AVEMILGUA están haciendo hoy exactamente lo mismo que han hecho en el pasado las dictaduras militares terroristas, los partidos de la extrema derecha (desde el MLN y el PID hasta su suscesor el FCN-Nación), sus comisionados militares, sus redes de orejas y sus compadres en los escuadrones de la muerte en los que, como es ampliamente sabido e incluso ha sido ya demostrado en el sistema de justicia, mucha gente de esas «organizaciones afines a la familia militar» de hecho participó. Están tratando de aterrorizar incluso a las expresiones de la sociedad civil buena y la socialdemocracia extremo centrista que hace rato, mucho rato, dejaron por un lado la idea de la revolución (no solo la armada) y han abrazado por completo la idea y el discurso del Estado democrático de derecho, la gobernabilidad y la «democracia» así como el «desarrollo sostenible» con enfoque de género y sensibilidad indígena. Pero incluso esto es demasiado radical para la Fundaterror. De hecho, lo ven como un Caballo de Troya del comunismo totalitario para «su objetivo último, la toma del poder».

El Movimiento Justicia y Reconciliación y todas esas «organizaciones afines a la familia militar» están así práctica e ideológicamente recreando la época pre-conflicto armado, cuando cerraron todo espacio político para la búsqueda pacífica y democrática de reformas al sistema, y con ello están ventilando las llamas del infierno político que llevó al conflicto armado interno y, eventualmente, al genocidio durante la dictadura de Ríos Montt. Aunque el video fue hecho como reacción al antejuicio promovido contra JM por su posible responsabilidad en el caso Hogar Seguro, algo que el Movimiento Justicia y Reconciliación ve como un «golpe de Estado» (bien versados que son en derecho penal, procesal y constitucional), es obvio que los motivos de esta propaganda de odio y terror también tienen que ver – como ellos mismos lo reconocen – con los juicios por asesinatos, masacres y genocidio que se han dado en Guatemala como en los casos de Ríos Montt, CREOMPAZ, Molina Theissen y muchos otros más.

La propaganda anti-comunista del Movimiento Justicia y Reconciliación, presentada como defensa del Estado y del orden «democrático» establecido, no tiene otro objetivo más que profundizar el miedo, el terror y la intimidación que ya impera entre la gente que ha sido y sigue siendo criminalizada por su activismo y hoy es de nuevo amenazada por expresar sus opiniones críticas del sistema que el Movimiento Justicia y Reconciliación, la Fundaterror, la AVEMILGUA y todas esas «organizaciones afines a la familia militar» defienden y llaman «democracia». Y lo llaman democracia al mismo tiempo que quieren eliminar a la gente que demanda democracia!!!

¿En dónde pues están las denuncias del MP contra esta agrupación de extremistas ideológicos que hoy están explícita y descaradamente promoviendo el odio y la violencia y que son, en gran medida, la misma gente que por sus posiciones extremas y profundamente reaccionaras llevó a Guatemala a la guerra civil, a la represión y eliminación masiva de gente crítica del sistema y, NUNCA hay que olvidar, al genocidio?

 

Marco Fonseca es Doctor en Filosofía Política y Estudios Latinoamericanos por parte de la York University. Actualmente es instructor en el Departamento de Estudios Internacionales de Glendon College, York University. Su libro más reciente se titula «Gramsci’s Critique of Civil Society. Towards a New Concept of Hegemony» (https://goo.gl/Oeh4dG).

Este artículo es libre y de código abierto. Usted tiene permiso para publicar este artículo bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International licence con atribución a Marco Fonseca y #RefundaciónYa. Está permitida la copia, distribución, exhibición y utilización de la obra bajo las siguientes condiciones:

No comercial: se permite la utilización de esta obra con fines no comerciales.
Mantener estas condiciones para obras derivadas: Sólo está autorizado el uso parcial o alterado de esta obra para la creación de obras derivadas siempre que estas condiciones de licencia se mantengan para la obra resultante.

19212826_10155284326904435_436117896_o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s