Significado de los logos

Significado de los logos

Lo revelador en la riña, una supuesta “competencia democrática”, entre la UNE y Semilla en torno al logo de Semilla y el del MLP es la guerra por los símbolos, que es parte de una guerra de posiciones más amplia.

El significado de los logos no es los logos mismos, sino la imagen que logra constituir en la mente, la imaginación y/o el deseo de la gente (como una marca de calidad, como ocurre en publicidad y mercadeo, cuando se apela a perfiles psicológicos estereotipados) y su función ideológica (como ocurre también, por ejemplo, con símbolos religiosos) que siempre está constituida por inclusiones (lo que se es) y exclusiones (lo que no se es). Si el significado no es mero acto de conciencia (cuando uno cree estar consciente de todo lo que el símbolo representa) ni tampoco una simple realidad sensible (como creen quienes reducen la disputa a un “daltonismo” político), es preciso definirlo como parte del proceso de significación, ideologización, legitimación y hegemonización que define la lucha social en coyuntura de guerra de posiciones entre fracciones de los sectores medios y dominantes que están detrás de la UNE y Semilla.

Lo digan o no lo digan, estas fracciones sociales se definen, también, por la diferenciación y la exclusión que, en Guatemala, tiene raíces profundas y muy problemáticas: por eso dicen visceralmente que no son MLP y que bajo ningún punto de vista (incluyendo el ridículo punto sobre “daltonismo”) son comparables. Honor sería para Semilla que compararan incluso su símbolo con el del MLP!

Estos logos, por cierto, poseen colores y patrones de diseño que no son ideológicamente neutrales. Estos logos tienes connotaciones y matices diseñados para evocar reacciones específicas, ideológicas y políticas. Brevemente, el de Semilla posee algunas de las siguientes características: es caricaturesco e infantilista (casi waltdisneyliano) y está diseñado, de modo muy “femenino”, muy abstracto, como un vientre, como una una virgen embarazada con la semilla divina o como una semilla fertilizada, justo para crear imágenes dulces, orgánicas, idílicas, renovadoras, fecundas, estacionales en la mente de consumidores/as específicos/as. Es un logo que humaniza e incluso santifica la producción agrícola de cierto tipo y en tiempos de robos de agua, acaparación de tierras, inseguridad alimentaria, expansión de los monocultivos y uso de semillas transgénicas! (incluso en la “ayuda” de Estados Unidos para Guatemala) para una población cada vez más empobrecida, excluida, temerosa de la industrialización del agro y de la globalización corporativa de la economía guatemalteca. En este logo la “semilla” representa también “crecimiento” natural, de donde viene la comida pero también el valor (y, de ahí, hasta valor agregado), como lo entiende esto el grupo orgánico intelectual penudista que dirige a Semilla. Con todo y esto, el programa extremo-centrista de Semilla no contempla nada estructural y profundo para transformar el agro de modo que rompa con la economía política neoliberal y extractivista como sí y claramente lo propone el MLP. Es más, el MLP incluso propone una reforma agraria para el siglo XXI. De ahí que, más allá de la obvia diferencia en los diseños de sus logos, estos partidos usen el significado de los mismos para definir sus inclusiones y exclusiones en la medida en que se riñen por conquistar el centro del tablero político sabiendo que, sin apelar simbólicamente al voto campesino, no llegan al poder.

Por todo lo de arriba y más insisto que la riña entre la UNE y Semilla por la representación y el significado de sus logos es una riña por el significado del espacio centrista, normalizador, caricaturesco que dicho símbolo permite ocupar, legitimar, ideologizar y hegemonizar. Es una riña que tiene muy poco que ver con que si los logos son iguales (la inclusión) o diferentes (la exclusión). Tiene todo que ver con el poder que surge de dichas relaciones de significación y hegemonización. Claro, entiendo que mucha gente que ha comentado esta riña se queda en lo puramente superficial… pero es no lo hace verdad.

 

Vamos Guatemala hacia la #RefundaciónYa desde abajo, democrática y rupturista

Marco Fonseca es Doctor en Filosofía Política y Estudios Latinoamericanos por parte de la York University. Actualmente es instructor en el Departamento de Estudios Internacionales de Glendon College, York University. Su libro más reciente se titula «Gramsci’s Critique of Civil Society. Towards a New Concept of Hegemony» (https://goo.gl/Oeh4dG).

Este artículo es libre y de código abierto. Usted tiene permiso para publicar este artículo bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International licence con atribución a Marco Fonseca y #RefundaciónYa. Está permitida la copia, distribución, exhibición y utilización de la obra bajo las siguientes condiciones:

No comercial: se permite la utilización de esta obra con fines no comerciales.
Mantener estas condiciones para obras derivadas: Sólo está autorizado el uso parcial o alterado de esta obra para la creación de obras derivadas siempre que estas condiciones de licencia se mantengan para la obra resultante.

be682668-b037-41a9-8029-848a62f5d9a4_749_499

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s